miércoles, 11 de mayo de 2011

TENGO HAMBRE II

Hoy quería escribir algo más gracioso, pero no puedo pensar, hablar, ni escribir de otra cosa y es que: sigo teniendo hambre. Y mientras me tomo un puñetero té rooibos con una puñetera rodaja de limón sólo puedo recordar a las increíbles lecherillas del restaurante Buenos Aires que no nos terminamos el otro día en la comunión de Ángela, el solomillo que no me comí en Navidad y hasta en el trozo de tarta que dejé en mi quinto cumpleaños... Y voy por la calle y solo hay panaderías, carteles con menús y charcuterías con jamones colgando. Odio las infusiones, la lechuga y las pechugas de pollo a la plancha. NO me llenan, Señores no me llenan!!!! Y me los como y me quedo casi igual, bueno igual no, con cara de boba... ¿Y la gente? Agradezco a todos los que me dicen lo que puedo o no puedo comer, pero ya sé lo que puedo comer. Y ya sé que un día es un día, y que dos son dos. Y ya sé que un poquito es un poquito, que un cortito es un caña pequeña y un trozo de pan no hace mal a nadie. Pero me tengo que cuidar, quiero hacerlo y puedo hacerlo, aunque se me haga muy duro. Y lo que necesito es apoyo y distracciones, no instrucciones.

Y me siento fatal porque con lo revuelto que está el mundo entre guerras y desastres naturales en lo único en que puedo pensar es en que como de verdad sea el fin del mundo y me pille con el estómago vacío, me voy a cagar en todo lo que se menea, Nostradamus incluido.

3 comentarios:

Inés Royo dijo...

Tú sigue así pero vete endulzando el carácter un poco, que le den a los instructores, y a todo. Yo sé que pasan cosas horribles pero no vas a evitar los terremotos porque sigas diciendo que tienes hambre!! Así que tranquila.

Yo te animo en la distancia, cuando tengas hambre me escribes!

besos

Anónimo dijo...

FELICIDADES>!!!! yo este año no he encontrado fuerza de voluntad... este año despues de muchos abriles, mayos y junios pensando en el bikini va a ser el primero en que llegue biiiiieeeeen redonda a la cita nojeña! pero piensa que yo, cuando llegue el momento de las fotos, no me querre poner, ahora mismo me acaba de ofrecer mi compañera el catalogo de calcedonia y no lo he querido ni ojear... porque no entro, ni voy a entrar en ninguno de ellos y aunque entre no me van a quedar ni de lejos como a ellas!!
asi que animo, que jode, cuesta... pero sabemos que compensa, porque luego se pasa muy mal cuando no se hace.... Pilar :)

María dijo...

jjaajaja, que exagerada!!! Gracias por los animos, tu seguro que, como siempre, estás preciosa. Besos